Albert Einstein

"El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo Arte y Ciencia verdaderos". Albert Einstein.

viernes, 24 de agosto de 2012

Cuando la Tierra habla: El Enemigo de Roma

    Un tremendo estruendo se escuchó por toda la bahía. Aterrorizado Cayo Plinio Cecilio miró al cielo, ante sus ojos pudo contemplar un espectáculo aterrador. Un terrible demonio había despertado, entrado en cólera, y había teñido la noche en la más oscuras de las cavernas que el hombre pudiera conocer. 
    Se encontraba junto con su sobrino adoptivo, el cuál contaba con 18 años de edad. Pese a reconocer que era todo un hombre y podía ayudarlo en la función que iba a llevar a cabo, mandó al joven de vuelta a su casa. En un principio este se resistió a la idea de dejar partir a su tío solo, pero un segundo estallido sonó, y con un gesto de cabeza acepto la propuesta y salió corriendo.
    Plinio, le había comentado a su sobrino, sobre la labor que quería desempeñar, pues pese no haber observado nunca dicho acontecimiento, sabía de sobras que traería consecuencias catastróficas para el pueblo de Pompeya y habría víctimas, y él no podía permitirlo. Así que zarpó junto con dos galeras más en pos de su determinación. Además sabía que estaba ante una oportunidad única de investigar ese hecho histórico y no lo quería dejar de aprovechar.

viernes, 17 de agosto de 2012

Volveré a Gritar Gol


            Y... volveré a bailar a tu son este Domingo, y... me veras, reir, llorar, sufrir, amarte... y... 
            
            Gritaré: 
                                                 ¡¡¡¡GOOOOL!!!! 
            ¿Acaso uno cambia de equipo? ¿¿¡¡Acaso yo amo algo más que el Futbol y mi Xerez CD!!?? ¿¿Acaso algo me hacer sentir tan diferente como tu?? 

            Ese equipo vestido de azul cielo, que lleva en volandas a todos los que con Dios quedaron, ese equipo Espartano lleno de proezas y hazañas, ¿y si?.. Volvemos a ¿¿¡¡1ª!!?? 

            En la Tierra como en el Cielo más allá de los años, más allá del tiempo y del espacio, siempre, me quedará una palabra en mis labios... ¡¡Xerez!! 

            Vamos, llévanos, alzanos hacia la Gloria de los Sueños, pues la vida es una batalla de voluntades, no una batalla de habilidades: Aquellos que ganan son los que piensan que pueden, y tu, amigo amado, ¡¡¡PUEDES!!! 





                                             ¡¡¡ FORZA XEREZ!!!

jueves, 9 de agosto de 2012

El Chico que Miraba las Estrellas

           ¿Sabemos en el mundo en que vivimos? ¿Quiénes somos? ¿Dónde estamos? ¿Por qué vivimos y morimos?
           Me asaltan tandas dudas, tantas preguntas sin respuestas, y todo en un solo acto. Mirar el cielo nocturno salpicado de motas brillantes a las que llamamos estrellas. Suspiro y siento que amo todo lo que me rodea, desde quién soy hasta la más ínfima de las partículas que pueda ver en este vasto Universo, pasando por los mares que contienen a todas esas criaturas marinas, el cielo por el que vuelan toda clase de aves y la tierra donde convivimos la mayoría de especies de este planeta. Todo ello contenido en poco más de un puño de una persona, todo ello contenido en mi corazón.
          Sin embargo un tenue velo de preocupación y tristeza podríais observar quizás al contemplar mis ojos, y eso es todo porque existe el Ser Humano. Pienso en las guerras, en la pobreza, la riqueza que tanto corrompe a muchos, y veo la maldad humana. Una maldad de la que yo no estoy omitido, y si, siento asco de mí mismo, y siento asco de esta especie, y me duele tener que decirlo, y sin embargo, no me cuesta reconocerlo. Hace mucho que siento todo esto, y son muchas las ocasiones en la que he llegado a pensar que estoy loco, que nadie podría sentirse así consigo mismo y con los que son como él. Un buen día en cambio leí "Mientras exista un sólo hombre, existirá la guerra" Albert Eintein. Podría poneros otras tantas citas de él, pero creo que con esta basta. 
           He llegado a pensar que somos el mayor parásito del mundo en el que estamos, somos un cáncer de este y del Universo que nos rodea. La única solución para salvar la mayor parte de lo que mi corazón ama sería destruyendo, borrando al propio Ser Humano de la faz de la Tierra, y con ello a mí mismo. En este punto puede que mi querido lector piense o incluso llegue a decir, "este chico se ha vuelto loco", y no se lo voy a negar, puede, quizás se me haya ido la pinza, pero pienso así, y pienso como el señor Albert en este respecto, y me apena. 
           Lloro. Me tranquilizo, y vuelvo a pensar en ello seriamente. Recuerdos que me acompañan y retazos de sueños que parecen recuerdos lejanos afloran. Por un instante vuelvo a levantar la cabeza mirando al cielo, y pensando, ¿para qué, con qué propósito estamos aquí? No encuentro respuesta.