Albert Einstein

"El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo Arte y Ciencia verdaderos". Albert Einstein.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Cuando la Tierra habla: El Rugido de Gaia


            Hubo un tiempo donde los hombres de una pequeña isla del ecuador del planeta veneraban al dios de la Tierra. Un dios furioso y lleno de rabia, cuyos rugidos hacían estremecer a la población. Debido al poder que los habitantes de esa tierra podían ver en aquel dios, cuyos rugidos se escuchaban en kilómetros a la redonda, decidieron organizar fiestas y bailes para complacerle. Sin embargo, eso no fue suficiente para calmar la cólera del dios al que llamaron Volcano, así que los grandes sabios decidieron a través de los sacrificios humanos saciar su voraz apetito, primero fueron hombres fornidos los lanzados a la caldera que se abría a través de la gran grieta que horadaba la tierra, pero no tardaron en decidir sacrificar a mujeres, y más tarde a niños, pero nada de lo que hacían parecía que surtiera efecto y así fue pasando el tiempo…
           

lunes, 17 de septiembre de 2012

Una Vida sin Fin


Corría el año 2005, cuando sucedió un acontecimiento que marcaría el devenir de mi familia. Concretamente todo ocurriría el 20 de Noviembre, un día antes del cumpleaños de mi querida abuela. No se me olvidará en la vida aquella llamada en torno a las 21:15 que paralizaría mi corazón y el de mis padres… Recuerdo, no creo que me equivoque por lo que me marcó, que dicho día estaba viendo el partido que disputaban el Deportivo de A Coruña y Racing de Santander, ambos con su indumentaria correspondiente y claro está en horario de partido del plus. Estando tirado en el sofá disfrutando del partido, sonaría el teléfono y acabaría mi felicidad. Rápidamente lo cogí.
-¿Hola, quién es?- Pregunté como tantas otras veces.
-Juan, está tu padre por ahí, dile que se ponga por favor-. Atinó a decir con voz temblorosa mi querido abuelo. Corrí a llevarle el teléfono a mi padre como me había dicho, sin que aún pudiera mi mente imaginar lo que se avecinaba. Mi padre lo cogió, teniendo una pequeña conversación con mi abuelo, a la que estuve pendiente. Rápidamente colgó y empezó a vestirse. Sólo acertó a decirle a mi madre cuando está le preguntó sobre lo que pasaba.-Mi madre, Charo, mi madre-. Con la mayor celeridad con la que pudo se vistió y salió escopeteado hacia casa de mis abuelos. Poco más tarde sabría que mi abuelo, se había encontrado a mi abuela tirada en medio de la habitación y no daba señales de vida, y que tras llamar a la ambulancia, llamó a mi padre para que acudiera a la llamada de socorro. Mi abuela se debatía entre la vida y la muerte, acababa de sufrir un derrame cerebral, lo que yo no sabía es que quizás ese acontecimiento cambiaría todo lo que debió de ocurrir.
Tras pasar un par de días mi padre no era para nada optimista, la cosa estaba muy mal, parecía que mi abuela había sido vencida, yo estaba realmente destrozado por las noticias que iban llegando. Fue en esa noche del 22 de Noviembre, la segunda que ella pasaba hospitalizada cuando hice la promesa. Desesperado por recuperar a mi abuela, pedía a Dios o como queráis llamarlo, que le diera una oportunidad, que le diera una venia para que pudiera verme crecer un poco más al menos hasta que mi hermano cumpliera los 18, estando ahí medio llorando, en la oscuridad de la noche pedí que lo hiciera extensible a todos mis abuelos, que al menos pudieran disfrutar ellos de nosotros unos años más y por supuesto nosotros de ellos. Todo lo que hice en ese entonces fue de corazón, con mi más buena intención. ¿Un error? No lo sé, es difícil a estas alturas distinguir acierto de error, os podría responder para ambas partes, pero las cosas pasaron así porque debían de ser así, y no habría que darle más vuelta, lo cierto es que tras ese día mi abuela fue mejorando, hasta el punto que aunque nunca llegaría a recuperarse por completo, todo hasta cierto punto volvía a ser como antes.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Un Universo Lleno de Vida: La Señal

   El extraterrestre es mi hermano.
   No, no me he vuelto loco, es una entrevista, cuyo título fue ese mismo (ofrecida por L´Osservatore Romano),  lo curioso de la entrevista es quién fue el entrevistado, y lo que significaba por ello. Dicha entrevista fue gracias a José Gabriel Funes, director del Observatorio Vaticano, el cual, durante la entrevista nos dejó las siguientes afirmaciones entre otras: 
"Cómo podemos excluir la posibilidad de que la vida se haya desarrollado en todas partes. El gran número de galaxias con sus propios planetas hace eso posible". 
   A la pregunta de si creía que esas criaturas extraterrestres serían parecidas a los seres humanos o si, por el contrario, serían mucho más evolucionadas, el astrónomo aseguró que 
"ciertamente, en un universo tan grande no se puede excluir esa hipótesis".
   Un par de meses más tarde en Septiembre de 2009, la Academia Pontificia de las Ciencias del Vaticano celebró su primera conferencia sobre astrobiología, convocada en la Casina Pio IV, una antigua residencia papal. En ella participaron tanto prominentes científicos como líderes religiosos venidos de todo el mundo. Y lo hicieron para poner de acuerdo ciencia y religión ante la posibilidad, inminente para muchos, de encontrar formas de vida fuera de nuestro propio planeta. Sorprendentemente, la Iglesia empezó a aceptar que la vida pudiera existir en muchas formas más allá de los límites de la Tierra.