Albert Einstein

"El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo Arte y Ciencia verdaderos". Albert Einstein.

domingo, 12 de enero de 2014

Tras los pasos de la Ilusión: Los Reyes de Oriente

Evangelio según San Mateo

Capítulo 2

La visita de los magos

2:1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,
2:2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.
2:3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.
2:4 Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.
2:5 Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:
2:6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá,
No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;
Porque de ti saldrá un guiador,
Que apacentará a mi pueblo Israel.
2:7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella;
2:8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.
2:9 Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.
2:10 Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.
2:11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.
2:12 Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino. (Para saber más, leer: Tras lo pasos de la Ilusión: Herodes el Cruel)

viernes, 3 de enero de 2014

Tras los pasos de la Ilusión: Herodes el Cruel

            Querría antes de que empezaran a leer, invitarle querido lector a que realice una reflexión sobre sus creencias religiosas. Si es usted un acérrimo creyente en la Biblia letra por letra, le invito a no seguir adelante en la lectura de estas palabras que ahora, se deslizan y danzan ante sus ojos.

            Desde hace ya dos años venimos tratando los enigmas de la Biblia, hemos descubierto innumerables cosas sobre los relatos que nos cuentan y nos traen hasta estos días lo que pudo ser la infancia de Jesús de Nazaret. Sin embargo, como hemos descubierto, la Biblia, en la mayoría de las ocasiones no hay que tomarla con la literalidad de un libro de historia, pues, ante todo, es un libro evangelizador en una nueva religión, en este caso la cristiana.
            Para nada lo que cuento es malo, todo en ciertas dosis es bueno, es recomendable, la búsqueda de la verdad te embarca en viajes fantásticos que jamás creíste ver, creer en ellos. Ayer, creías que vivías en un año concreto y hoy, no (para saber más, leer: Año 0). Comprobaste que lo pagano y lo cristiano tiene una rama única común, que se entremezcla en la línea que escribe el tiempo (para saber más, leer: ¿Un día Pagano?).Descubriste que Jesús realmente era de Nazaret (para saber más, leer: Jesús de Nazaret), que probablemente no hubiera un censo, y que, sería raro que una estrella hubiera guiado a los reyes desde oriente. (Para saber más, leer: Una estrella en el Firmamento)
            Y, ahora, yo me pregunto, ¿es verdad que Herodes ordenó una matanza de inocentes?