Albert Einstein

"El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo Arte y Ciencia verdaderos". Albert Einstein.

martes, 17 de noviembre de 2015

Lobos del Hombre

Avanzo por la noche con gran celeridad hacia mi destino. Las luces del coche alumbran la noche mientras un manto de estrellas contempla el discurrir de mi fiat punto por la carretera. Granada, aquella ciudad que antaño fuera el último bastión del reino Nazarí gobernado por Boadbil, vestigio de lo que otrora fuera la gran Al Ándalus, es mi destino.
            Escucho la radio, concretamente el partido amisto que se disputa a unos cientos de kilómetros de donde me encuentro, en Alicante. España se enfrenta contra Inglaterra.
            Estoy llegando a mi destino, Sierra Nevada puede ya vislumbrar mi retorno, cuando de repente, la emisión es interrumpida por un suceso que ha acontecido a poco más de mil kilómetros de distancia. En París, se disputa otro amistoso entre Francia y Alemania. Las primeras informaciones son confusas, pero han intentado atentar dentro del estadio, gracias a los cielos que pudo ser impedido, aunque a costa de varias vidas. Unos héroes anónimos impidieron la entrada de tres malhechores al estadio, que con cargas de explosivos pretendían atentar contra la vida de más de 80000 personas.
            Cuando llego a casa y enciendo la televisión, lo que en un principio sólo era “simplemente” un par de víctimas, va aumentando a cada segundo; 20, 30, 40, 60….
            ¿Cómo hemos llegado a esto? ¿En qué nos hemos convertido? ¿Qué hemos hecho mal?...
            Son preguntas que se suceden una tras otra en mi cabeza, sin poder responder de manera cierta, sin poder imaginar el dolor que pueden estar sufriendo allá en Francia, tan lejos y a la vez tan cerca… Me cuesta en ciertas ocasiones aguantar el llanto.
            No, hoy no os quiero hablar de los gravísimos errores que ha cometido occidente, porque sin duda los ha(hemos) cometido. Sin duda somos responsables del destino de millones de personas que en oriente sufre día sí y día también el horror incesante de los atentados.., y por mucho que me duela admitirlo, también somos responsables en gran medida de la violencia exacerbada que está aconteciendo dentro de nuestras fronteras.


            Hoy no toca.